Páginas

jueves, 13 de febrero de 2020

Una reflexión rápida sobre racismo

Hará cosa de unos días me vino antojo de pan de gamba. A ser posible, pan de gamba de colores. Por lo tanto, ir al supermercado de cerca de mi casa no era una opción, ya que solo venden pan de gamba normal y corriente, y encima ya cocinado, por lo que ni siquiera me parece económico. Y viendo que comprar el aperitivo en alguna página web iba a ser una sangría por los costes de envío, mi única opción era ir a Chinatown. Pensé que sería una buena oportunidad para salir de casa, si mi salud me dejaba, y de paso, quizá encontraría alguna golosina de Pokémon. No sería la primera vez que encuentro alguna cosa “friki” escondida en esa tienda, y espero que tampoco sea la última.

Sin embargo, al llegar a Chinatown me di cuenta de algo que me puso algo triste. A pesar de ser una de las zonas más céntricas de Manchester, había muy poca gente para lo que esperaba. Y en ese momento empecé a temerme lo peor. Pude hacer mi pequeña compra en el supermercado que suelo frecuentar, y cuando salí, vi algo que me puso aún más triste.

Querides clientes,
Respecto a las noticias recientes, nuestro restaurante lleva a cabo chequeos frecuentes para asegurar la máxima higiene posible.
¡Sentíos bienvenides y disfrutad de una comida sabrosa!
Restaurante New Emperor

Entonces, sin necesidad de que lo mencionaran, lo supe. La histeria racista por el Coronavirus. Y me sentí triste porque pude imaginar lo que posiblemente esté aguantando ahora mismo cualquier persona asiática. El ostracismo injustificado, la paranoia, los ataques… Aunque los problemas que enfrento por ser una persona autista no son ni de lejos los mismos que podría enfrentar si fuera una persona racializada, entiendo que ahora mismo no es una situación fácil. Y de hecho, supe que si el restaurante se había visto en la necesidad de colgar semejante nota en la puerta, probablemente era porque debido a la paranoia mediática, la gente no quería comer ahí. Yo lo hubiera hecho, de no ser porque mi economía ahora mismo no me permite este tipo de cosas.

Quiero usar mi privilegio como persona blanca para hacer una reflexión rápida. Hay mucha desinformación ahí fuera sobre lo que está pasando, y los medios de comunicación, en lugar de informar y tranquilizar a las masas, están alimentando el miedo y la paranoia. Omiten deliberadamente hechos como que el coronavirus se descubrió hará como cincuenta años, y que lo que está sucediendo ahora mismo es una nueva cepa del mismo. Nos hacen creer que es una enfermedad terrible, cuando lo cierto es que, a menos que tu sistema inmunitario esté comprometido, no debería ser mortal. Y olvidan un pequeño detalle que no he visto a nadie mencionar: los virus también son seres vivos. Evolucionan, ya sea de forma natural o por medio de relacionarse con otras especies, ya sean animales o humanes. Pienso que era una cuestión de tiempo que esto sucediera. Y también pienso que por estadística debía suceder en China, ya que una de cada seis personas es china.

¿Estoy justificando el odio hacia la población china, y por extensión, a toda la población asiática? NO. Mi mensaje es que, independiente de que por probabilidad lo que esté sucediendo sea “normal”, no justifica en ningún momento lo que estas personas están sufriendo. Porque después de toda la histeria que nos están vendiendo, estoy viendo cómo olvidamos que les asiátiques también son personas. Seres humanes a les que estamos viendo como virus andantes. Y eso no está para nada bien. Es más, me parece triste que tengan que reivindicar justamente que no son un virus por la cantidad de incidentes y ataques racistas que están sufriendo.

¿Mi consejo? Ignorar a la prensa. Teniendo en cuenta que vivo en un país donde una frase inocente puede ser convertida en el titular más amarillista posible, sé muy bien de lo que hablo. La prensa por lo general no se preocupa por la verdad. Solo quieren vender sus historias, por retorcidas o sensacionalistas que sean. Y en este caso, incluso tienen odio y racismo camuflado. Cuidaos como cada invierno, y estaréis bien. Y lo más importante, tratad a les demás como os gustaría ser tratades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Creative Commons

Licencia Creative Commons

NeuroAwesome por Sariel Arjona se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.
Basada en una obra en neuroawesome.blogspot.com.