Páginas

viernes, 19 de agosto de 2016

Razones por las que rechazar el autodiagnóstico está mal

Quiero que sepáis que la razón por la que me he animado finalmente a escribir este artículo es porque estoy cansada de ver cómo el autodiagnóstico es vilipendiado sin tregua, achacándolo a la creencia de que aquelles que nos autodiagnosticamos lo hacemos porque queremos llamar la atención o simplemente cuando queremos pagas del estado, cuando ambos argumentos carecen de sentido alguno si los analizamos cuidadosamente. 

Debo aclarar que no soy ninguna experta, solo una persona que se ha autodiagnosticado una vez y porque realmente no me han dejado otro remedio. Entiendo que el Diagnóstico Oficial™ es valioso e importante, pero muchas veces la diferencia entre tenerlo y no tenerlo es nula. Pero bueno, no he venido aquí a destripar mi texto, así que mejor os dejo con las razones por las que vuestro rechazo está mal.

1. Obtener un diagnóstico no es tan fácil.

Algo que he visto mucho en personas que nunca han necesitado un diagnóstico relacionado con la salud mental es que tienen la creencia de que el proceso diagnóstico es tan fácil como ir al especialista, decirle tres cositas y ya te puedes ir a tu casa con el papelito diciendo “Fulanito tiene esto”. ¡ERROR! No podía estar más alejado de la realidad.

Lo cierto es que aunque sigas todos los pasos para conseguir un diagnóstico, lo cierto es que muchas veces tendrás que insistir y volver a insistir para que te hagan caso. O también puede pasar que le especialista necesite hacerte varias pruebas para estar totalmente segure de su diagnóstico.

En mi caso personal, necesité insistirle muchísimo a mi médico de cabecera para que me refiriera a los servicios de salud mental. Esto respecto a mi diagnóstico de espectro autista, porque he hablado otras tantas veces sobre mi estrés postraumático, las razones y los perjuicios que sufro debido a ello y se niegan a referirme a salud mental. Y tres cuartos de lo mismo con la depresión. Incluso prefirieron apastillarme antes que intentar saber por qué tengo depresión.

Con esto no quiero decir que el autodiagnóstico carezca de proceso. Al contrario, un buen autodiagnóstico implica meses de auto-pruebas e introspección. Lo último que se busca es justo de lo que acusáis.

2. Estás siendo capacitista.

Negar una neurodivergencia o enfermedad mental solo porque la persona que afirma vivir con ello no ha sido formalmente diagnosticada es una forma muy obvia de capacitismo. Y lo que es peor: te retratas como une truscum de la salud mental.

Muchas veces un autodiagnóstico puede ayudar a la hora de obtener un diagnóstico oficial porque sabes qué es lo que experimentas y por qué lo haces, lo que le facilita el camino a le profesional. Obviamente, a veces puede pasar que sea justo lo contrario, pero en lo que a autismo respecta, cuando el proceso de autodiagnóstico ha sido bien llevado mi premisa inicial se cumple.

Por cierto, obtener un diagnóstico oficial no te garantiza que la gente deje de preguntarte “¿Pero eres autista en serio?” o a quitarle peso a tus experiencias solo porque no se asemejan a lo que elles viven. Eso por no hablar de que les mediques usarán las etiquetas de funcionamiento para clasificarte, cuando las mismas son una guía irreal y extremadamente capacitista.

3. Estás siendo clasista.

Piensas que los diagnósticos son una cosa gratuita o que nos los regalan en la charcutería cuando pillamos cierta cantidad de chopped, pero nuevamente, esto no podía estar más alejado de la realidad.

Aunque bien es cierto que la sanidad pública puede ayudar sin pedirte dinero a cambio (que para eso se pagan impuestos), debes enfrentarte a las eternas listas de espera, a pruebas diagnósticas que quizá estén anticuadas, a profesionales que no estén tan bien formades como deberían y, por supuesto, a la posibilidad de tener que pelear por ese diagnóstico durante años.

Si debido a lo que experimentas no te queda más remedio que acudir a la vía privada, muchas veces esta resultará inaccesible por el elevado coste que supone la sanidad privada. Eso sin olvidar cómo funcionan los seguros médicos privados, que pueden rechazar ofrecerte sus servicios en caso de enfermedades preexistentes. Por lo que, a menos que tengas un nivel alto de ingresos, esta vía puede ser imposible.

4. Olvidas la existencia de los sesgos diagnósticos, así como los errores.


Me explico: en muchas ocasiones se infradiagnostican determinadas condiciones por el simple hecho de que le paciente es una mujer o es una persona racializada. Esto es exactamente lo que sucede con el espectro autista. No, no me leas con esa cara, hasta lo pone bien claro en el DSM-V. Así que a menos que tengas unas luces de neón de la frente, nadie te garantiza que recibas el diagnóstico que buscas.

Asimismo, también puede pasar que tu condición se confunda o se superponga con otras. Volviendo a mi ejemplo de las mujeres autistas, es muy frecuente que reciban varios diagnósticos errados antes de llegar al de espectro autista.

El punto es que esto puede ser psicológicamente demoledor para les pacientes.

5. El diagnóstico puede no brindarte la ayuda que necesitas.


Dependiendo de la condición que te hayan diagnosticado, puedes recibir más o menos ayuda. Pero, en el caso del espectro autista, muchas veces el diagnóstico no conlleva nada de ayuda por la vía pública. Algunas madres me han escrito contándome lo mucho que necesitaron pelear por el diagnóstico de sus pequeñes para luego encontrarse que el sistema público de su comunidad autónoma no puede hacer nada. Y en el caso de les adultes toda ayuda, pública o privada, es prácticamente inexistente.

Por lo tanto, puedes concluir que el diagnóstico oficial puede llegar a ser simplemente un papel sin más implicaciones.

Conclusión

Aunque reconozco el valor del diagnóstico profesional, especialmente en condiciones sensibles como depresión o ansiedad, bien es cierto que muchas veces un diagnóstico puede suponer una carga psicológica e incluso económica muy elevada para la persona implicada. Y, en ocasiones, ese diagnóstico puede no implicar una mejora en la calidad de vida de le paciente en cuestión. Aquí es cuando entra el autodiagnóstico.

Aunque ninguna de las dos vías es perfecta y ambas presentan claras imperfecciones y objeciones, el autodiagnóstico no debe ser menospreciado por el simple hecho de que no haya profesionales de la salud involucrades en el proceso. Así que, la próxima vez que quieras decir algo negativo sobre esto o la gente que recurre al autodiagnóstico, deberías revisar este artículo y plantearse si estás cayendo en alguna de estas razones para rechazarlo.

7 comentarios:

  1. Hace poco estábamos hablando sobre esto con otra persona y una de las cosas que comentamos como razones para el autodiagnóstico estaba la violencia del propio sistema de "salud", la violencia de médiques y demás. Para mí es la gran razón de evitar buscar ayuda profesional por mucho que la necesite.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, es otra razón válida. Hay profesionales que son buenísimes y saben tratarte bien, pero otres consiguen que te largues de la consulta con tal sensación de malestar que no quieres volver. A mí lo segundo me pasaba constantemente con mi primer psicólogo.

      O como he explicado en el texto, tengo depresión. El médico, en vez de mandarme a salud mental y ponerme en terapia, pues prefirieron empastillarme, sabiendo que en mi situación la medicación puede empeorar cómo me siento. Algo que, todo sea dicho, cuando vives prácticamente aislada es muy peligroso. Finalmente me hicieron casito y no me recetaron nada, pero vamos, es que ayuda cero.

      Eso sí, de no ser por la gente que tengo por internet no habría sido posible recuperarme poquito a poco. Así que muchas veces no es 100% necesaria la ayuda profesional, pero todo depende de la condición, le profesional, las necesidades de le paciente y mil movidas más. No se puede hacer un esquemita para decidir qué es mejor. Pero eso cierta gente no lo comprende y prefiere echar mierda a los que no tenemos más opción que autodiagnosticarnos.

      Eliminar
  2. (Tengo pendiente dejar mi comentario en los artículos anteriores, apenas pueda me pasaré por ellos también n.n)

    Este punto me parece sumamente importante. Si, es verdad que existe gente que dice "oh, me desperté de mal humor y ahora estoy feliz, soy super bipolar", pero eso es algo absolutamente distinto a una búsqueda personal y exhaustiva de entender que es lo que pasa y tratar de dar con una razón, muchas veces son años de lectura, de búsqueda a nivel académico, de hablar con personas que tienen diagnóstico similar,etc.

    En mi caso, yo siempre supe que algo me ocurría, lxs profesionales que me atendían me trataron muy mal, al punto que tengo una fobia espantosa a pisar un consultorio razón por la cual cada vez que sufro de algo me aguanto esperando que se me pase sólo.

    En el caso de la salud mental, fue así durante mucho tiempo hasta que hallé una que se preocupa genuinamente por mi y fue donde me diagnosticaron oficialmente, en mi caso me sirvió para un poco de ayuda en donde estudio, pero ya que se considera "leve" (Los famosos niveles de funcionamiento) no me ha servido para nada más, tal vez un poco de esa sensación de "lo sabía" lo que me permitió poder dormir en paz esa noche.

    Antes de llegar ahí lo sospechaba. Me dieron un diagnóstico erróneo lo que causó que me medicaran (por suerte eso no duró demasiado por el precio de los medicamentos) y siempre habia dudado de eso. Me decían lo típico de "es una niña tímida, ya se le va a pasar" y que era imposible que fuera autista porque sonreía y hablaba con mi madre (Ahora vengo a darme cuenta de lo capacitista que suena)
    Por lo menos en mi caso antes de sospecharlo fue una búsqueda tremenda de saber que me pasaba y cuando di con esa posibilidad, no iba pregonándolo por ahí como algunos creen. Lo guardé como un secreto y siempre vivía con la angustia de estar mintiendo/equivocada y de jamás saber que era lo que me ocurría.

    Al final sirvió para el momento del diagnóstico oficial, hablé de todas mis inquietudes y resultó que tenía razón. Incluso diría que de cierta forma le facilitó el trabajo a la psiquiatra, la que por cierto esta absolutamente en contra de medicar de inmediato a menos que le paciente sienta que de verdad lo necesita, cosa que agradezco porque mi principal miedo era que sólo me quisieran llenar de medicamentos y no dar con la causa de lo que me pasaba y trabajar desde ahí para comprenderme a mi misma.

    En resumen, el autodiagnostico no es "leí esto, es taan yo", sino muchas veces el primer paso para tratar de entenderse a si mismo y buscar como ayudarse mejor o como dije, si se decide ir donde un profesional ayuda a guiar mucho mejor las cosas si están dispuestos a escuchar ahorrándose varios dolores de cabeza y dinero perdido.
    Mientras sea tan difícil acceder a un buen profesional que esté limpio de prejuicios, el autodiagnostico seguirá siendo el primer paso importante de muchos en el largo camino de darle respuesta a situaciones particulares de nuestras vidas y tratar de que sea un punto de partida para crecer mejor como personas y sanar heridas profundas producidas por el desconocimiento y la culpa.
    (E incluso para algunxs puede ser hasta contraproducente, por ejemplo quienes solicitan hormonas para transicionar les ponen peros si tienen algún diagnóstico de salud mental, o hasta niegan tu orientación sexual como en mi caso)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Necesito imprimir y enmarcar esto. Pero ya.

      Me gustaría poder escribir algo sobre qué pasa si eres trans y autista, pero creo recordar que une conocide habló del tema cuando pasó lo de Kayden Clark. Elle es autista y trans, pero yo solo autista, así que no sé si yo me explayara en ese punto estaría bien o no. Por eso de que podría apropiarme de algo que no me toca.

      Por el resto, espero que les visitantes encuentren tu testimonio como una pequeña prueba de lo que intento explicar. Muchas veces el diagnóstico oficial es solo para ir repartiendo el carnet de trve autistic, pero claro, les alistas no se contentan con nada.

      En fin, voy a hacerle publi otra vez a la entrada, este comentario merece ser leído.

      Eliminar
    2. Ah pues gracias ^^; y eso que fue un comentario pensado en el momento que escribía

      Estoy de acuerdo en que se podría caer fácilmente en la apropiación hablar del caso, de todas maneras se que debe ser la realidad de muchas personas y que es una de las razones de porqué es importantisimo que la medicina debiese trabajar fuerte en quitarse prejuicios y cumplir su papel de ayudar a las personas y no perjudicarlas aun más, he sabido de casos en que se niegan tratamientos por el solo hecho de ser neurodivergente y eso esta muy mal :(

      Pues espero que sirva para alguien n.n me sentiré muy feliz de saber que lo que escribí ayudo de alguna forma

      Eliminar
  3. Me alegro de haber encontrado este blog. La verdad es que últimamente le he estado dando varias vueltas a toda mi situación. He sido diagnosticada de mil cosas, primero trastorno de ansiedad, luego depresión, luego trastorno bipolar. La verdad es que parece que no acaban de acertar conmigo.
    Yo siempre he sido muy apática, nunca se me han dado bien ni me he interesado por las relaciones sociales, le tenía pánico a los colegios e institutos, y mil millones de cosas que al leer todo esto me da por pensar '¿y si realmente mi diagnóstico no está bien? ¿Y si está completamente equivocado?'
    Hace nada me puse a buscar información sobre el aspeger, e hice un test por curiosidad en tres partes que encontré (la psicología es el único tema sobre el que podría hablar horas sin cansarme) y con sorpresa descubrí que todo lo que yo tenía como algo normal en ese test estaba asociado al asperger.
    No es que necesite un diagnóstico, pero últimamente mi cabeza está inestable y estoy pasando por una época en la que necesito saber por qué no me interesan ciertas cosas, por qué no soy capaz de empatizar, por qué prefiero la compañía de los animales a las personas. Sobre todo para intentar ponerle remedio, porque no se puede decir que ahora mismo esté viviendo. Por mucho que no me guste admitirlo, el ser humano es un ser social, y si no eres espabilado, te comen.
    En fin, me alegro de haber encontrado estos artículos, están muy interesantes.
    Si alguien quiere ponerse en contacto conmigo para lo que sea, por aquí andaré.

    ResponderEliminar
  4. Ya voy cansado en realidad. Mi perro espera triste para salir antes de que el sol se marche. Pero llevo no sé si media hora arriba y abajo leyendo y sobreleyendo o subleyendo en según qué páginas y palabras de este blog tuyo.
    El auto-diagnóstico. ¿Autovaloración?
    Yo me lo hice antes del "profesional". Me dijeron: "Lo que te vamos a decir, ya lo sabes tú." Confirmación. Pues no sé. A pesar de todo, sigo con algo de duda. Cada uno es diferente. Es bueno.
    Desde luego, meses de búsqueda en recuerdos y comparaciones tuteladas bajo mi dudosa capacidad de juicio en el tema. "Piezas de puzles" que encajaban casi a la perfección. (Te ha gustado lo de puzzles, lo sé, no hace falta que eches espuma por boca de la emoción) Tengo la sensación de haber encajado algunas "piezas" (¡opssS!msorry) con ayuda de martillo. Pero pequeño. Eso no lo puedo valorar yo y ahí es donde los professionals entran en juego.
    Durante 5 horas te crees (yo) que estás haciendo las respuestas más inteligentes posibles y ... ¡voila! te vas destrozado a casa, incapaz de soportar los abundantes fallos de memoria, las respuestas culturales básicas erradas, y las cosas incomprendidas. (¿cuántas flores ves? ¿puedes contarlas con el dedo? ¿y manzanas?) El sueño es imposible.
    Así pues, haces memoria después de las pruebas recorridas y dices: "Ostras. En un momento dado hablé de mi pasión por jugar con los sobrinos y ella dijo que tenía dos nenes o nenas. Y yo cambié de tema." ¿Ya está? ¿Con eso basta? Oh no. Claro, muchas otras cosas que no son sumas y dibujitos como la forma de moverse uno, de reaccionar, de inventar, de hablar, de responder, de fijarse ... todo está en juego y no está uno pensando en ello. No todo es inteligencia/acción/inteligencia/respuesta.
    El autodiagnóstico es como la búsqueda de posibilidades antes de ir a un sitio a encontrarlo por escrito.

    ResponderEliminar

Creative Commons

Licencia Creative Commons

NeuroAwesome por Sariel Arjona se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.
Basada en una obra en neuroawesome.blogspot.com.