Páginas

miércoles, 8 de junio de 2016

Ni gordibuena ni delgorda: una gorda cabreada

Sé que a muches os sorprenderá ver un post enteramente dedicado a la lucha gordófoba en un lugar en el que el tema principal es otro bien distinto. Pero como he comentado muchas veces, además de autista, también soy gorda. Pero no una gorda cualquiera: una gorda cabreada.

Si me conocéis de Twitter quizá me habréis oído despotricar contra la última ocurrencia de la web supuestamente bodiposi WeLoverSize. ¿Ni gorda ni delgada? ¡Delgorda! Y el artículo, aunque ya lo hayan retirado, no es que fuera mucho mejor. Era algo así como una explicación de lo que las chicas rellenitas tienen que vivir. Pero claro, todo ello aderezado con la etiqueta de “delgorda”. No lo suficientemente gorda como para ser gorda, pero no lo suficientemente delgada como para ser parte del club de las privilegiadas.

Debo deciros que esta no es la primera vez que WeLoverSize la lía con etiquetas que hieren más que ayudan a la comunidad gorda. Hará algo más de un año, cuando sacaron la ocurrencia de las gordibuenas, la situación era más o menos la misma que la de ayer, solo que sin foto con Dalas de por medio. Pero la reacción de esta página no fue la misma: en lugar de darse cuenta del error, pedir disculpas y retirar el insidioso artículo, decidieron que era mucho mejor ir bloqueando a todes aquelles que se les acercaban a indicarles el error que suponía separar entre gordas “buenas” y gordas “malas”. De hecho a mí me tienen bien bloqueadita, no vaya a ser que les diga una de mis verdades y se molesten. ¡Ups!

Como se escribió en el blog La Doble Efe cuando pasó la polémica de las gordibuenas, ir fomentando esta clase de etiquetas y distinciones no es otra cosa si no un burdo ritual de salvación. En vez de luchar por romper la norma estética que nos oprime a todes de una forma u otra, lo que hacen desde WLS es justamente agrandar la regla para salvarse ellas, pero dejar a todas las gordas no normativas fuera de su nueva e inmaculada regla. Algo que se puede resumir en: “Ay, mírala, es gorda, pero es una gorda tan arreglada, proporcional y divertida que me la pela que sea gorda”. Esa es la idea de fondo detrás de etiquetas como gordibuena, fofisano y delgorda.

Si algo he aprendido como activista autista (o intento de ello) es que lo peor que puedes hacer es agarrarte al clavo ardiendo que supone el ritual de la salvación. Si vas a luchar por una causa, lucha por todes les que se vean afectados por esa causa, no solo para salvar tu culo y meterte en el club de les privilegiades y que les demás sigamos aguantando el problema. Eso no es lo que hacemos les que estamos interesados en la lucha, sea cual sea.

No sé si este escrito llegará a la gente de WeLoverSize o si me ganaré otro block en otra de mis cuentas de Twitter por decirles un par de cosas claras, pero en lugar de preocuparse en inventar etiquetas para ir clasificando a les gordes (sí, gordes, no solo gordas) en gordes “buenes” o gordes “menos buenes”, podrían preocuparse de cosas más serias como denunciar claramente la manipulación que sufre el tallaje de la ropa en España, visibilizar la parte menos normativa de la diversidad corporal y aceptar que todos los cuerpos son hermosos a su manera o luchar contra el estigma gordo que existe. Y estos son algunos de los ejemplos que se me ocurren.

Mientras tanto, seguiré siendo una gorda cabreada. Llevaré leggings o cualquier otra prenda que se me antoje cuando me apetezca hacerlo; me arreglaré o me dejaré de arreglar solo en función de si quiero o no hacerlo y nunca para entrar en el club de las “gordibuenas”; haré o dejaré de hacer ejercicio solo si me apetece disfrutar de un poco de aire fresco; comeré lo que me venga en gana, esté bien visto o no y levantaré la voz cuando cosas como esta sucedan. Mi cuerpo, mis decisiones, por mucho que le joda al kyriarcado que me pase sus reglas sobre mi cuerpo por mis hermosas y gordas lorzas.

¿No os gusta? El mismo consejo que les doy a todes: podéis chuparme un rollo.

5 comentarios:

  1. Me encanta que se aborden temas si bien distintos a la neurodiversidad, también son cosas que nos afectan negativamente y la sociedad suele negar y hasta defender (La gordofobia se escuda siempre bajo "Es por tu salud", ignorando la salud mental de la persona muchas veces destruyendo su autoestima)
    Separar a las gordas en "buenas y malas" sigue perpetuando que para ser respetadas debemos ser "lindas" para el resto. Yo lo reconozco, no soy lo que socialmente se acepta por linda, pero la verdad no me importa. Siento que la "belleza" esta sobrevalorada en las mujeres siendo que como cualquier ser humano tenemos muchos atributos que mostrarle al mundo más que solo la apariencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, el argumento de la salud... Estoy muy cansada de él. Y es que bajo ese argumento parece que incluso gente que no me conoce de nada puede hablarme por la calle solo para "sugerirme amablemente" que adelgace. Sí, sin saber nada de mí.

      Yo también estoy harta del rol de género que se nos impone. Que tenemos que ser guapas, sumisas y toda esa historia. Es gracioso porque en mi caso la gente suele decir que "soy guapa A PESAR de ser gorda (hemcerio la bida)". Yo prefiero ser vista como alguien inteligente, capaz y bastante creativa en vez de unos genitales con piernas. Así que vamos, en ese punto estoy de acuerdo contigo.

      Te alegrará saber que después de preguntar por Twitter a la gente le ha gustado la idea que de vez en cuando hable de otras cosas que me afectan, así que esta no será la primera vez que coja el paradigma de gorda cabreada y le dé un paseo. Me alegra mucho leerte por aquí.

      Ainara.

      Eliminar
    2. Al final es una tapadera para ocultar que les molestan las personas gordas, si les importara la salud entonces deberían ir diciéndole lo mismo a la gente que fuma en la calle, a quienes beben, si salgo desabrigada cuando hace frió, etc y aun así no recibirían jamás el acoso que se sufre siendo gordx,el cual incluye ser ridiculizadx en televisión, insultadxs cuando el tema no viene a lugar (Sobre todo las mujeres, en Youtube hay recopilaciones enteras donde se burlan de activistas y los comentarios solo se refieren a la apariencia de ellas) y toda una presión sistemática detrás (No terminaría nunca de contar cuantxs gordxs no vuelven a pisar un consultorio medico)

      Y eso es lo más molesto de todo. Asumen hábitos personales solo con mirar. Esas personas deberían quitarle el trabajo a todos lxs que trabajan en medicina si tienen el extraño super poder de diagnosticar con la mirada cual Baymax.

      Yo también estoy cansada de ese rol. Nunca he sido "femenina" (Como lo entiende la sociedad) y hasta el día de hoy escucho comentarios machistas porque estudio informática (Un campo "de hombres") y porque me interesan cosas no asociadas a mi genero (Mecánica, ciencias duras, etc) y soy pésima en lo que es comunicación, sentimientos, y todo lo que se suele asociar a lo que una mujer es "buena". Recién hoy leí un comentario terrible de que los roles de genero se justifican en la biología y que las mujeres no teníamos lugar en la ciencia porque no servíamos para ello y que no aceptarlo era culpa del feminismo (Casi me partí de risa con eso XD)

      Esos comentarios del "X cosa A PESAR de ser gorda" son horrendos, como el "Eres linda de cara, si tan solo fueras más delgada". No gente, se puede ser linda Y gorda, no son términos excluyentes. Eso es lo que me gustaría que la gente entendiera, y que no es "promover la obesidad" como le llaman.

      ¡Pues me alegró mucho saber eso! Si bien no tengo Twitter suelo pasarme seguido a leer las publicaciones y me encantan :)
      Las opresiones muchas veces se superponen y es imposible hablar de un solo tema sin que el otro empiece a salir a flote. Por ejemplo yo soy Asexual y no faltan quienes dicen que la "causa" debe ser mi Neurodivergencia.

      Y a mi me alegra mucho leer lo que escribes n.n

      Eliminar
  2. Jo, me alegra, la verdad es que la gente no ve el tiempo que le dedico a esto. Así que mira, si hay gente a la que le sirve, de una forma u otra, a mí me vale.

    Y sí, yo también tengo que sufrir los roles de género (si me dieran un euro cada vez que me han llamado "lesbiana" por salirme de esos roles, ¿trabajar? ¿Qué es eso?) y que la gente se piense que de verdad tengo un problema mental porque parece ser que ser autista y demisexual a la vez es como muy incongruente. Y si ya le añadimos que el asunto ordenadores no se me da del todo mal... Madre mía, NO.

    Y en fin, un abrazote gordo, porque vaya, parece que las dos hemos pasado por casi las mismas cosas respecto a gordofobia y tal, y ugh, se pasa mal.

    ResponderEliminar
  3. Fantástico, lo has explicado tan bien que suscribo cada palabra!

    ResponderEliminar

Creative Commons

Licencia Creative Commons

NeuroAwesome por Sariel Arjona se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.
Basada en una obra en neuroawesome.blogspot.com.